martes, 28 de octubre de 2008

EL OTONO, CAPRICHO DE DIOS



Una felicidad sin motivo aparente me embarga en esta mañana otoñal, por eso sonrió como una estúpida sin darme cuenta. No, no sé en qué pienso, en nada en especial supongo. Es el ambiente lo que me hace feliz, por eso me siento feliz y sonrío solita como para mí, aunque sé que nadie me ve. Como a veces cuando duermo y me dicen que sonrío, sólo Dios sabrá las travesuras que sueño porque ni yo misma las sé o al menos, eso respondo cuando me preguntan porque en verdad, no lo recuerdo.


No sé si es por el estío ruidoso y juvenil que acabo y con ello trajo la calma aparente. Una agradable calma que se instala con el caer suave de las hojas, cada vez que Dios da sopliditos porque tiene antojos de un ambiente otoñal. Es su capricho, yo lo presiento, dejar los arboles desnudos y las plantas sin flores para llenarlos en la primavera de mil colores. Estoy segura que se da gusto haciendo eso. El ambiente otoñal me inspira a la alegría sin saber porque. Tal vez porque me deja ver que a veces, es Dios un viejo caprichoso, como lo soy yo. Me gustan sus caprichos coloridos, son como los míos. O quizá es mi locura lo que me hace alegre en el otoño de Dios, quizá sea eso nada más. Eso también sólo Él lo sabrá.


Quizá es que me gusta sentir el aire fresco que me advierte la llegada pronta del invierno. Ese mismo aire fresco que tira las hojas y ensucia mi jardín. Me gusta mi jardín sucio de otoño, colmado de hojas secas y colores sepia. Hojas secas que llegan como una lluvia antojadiza a mí. Una lluvia que me alegra el alma abrigada y no entiendo el por qué. A pesar del ir y venir de las hojas arrastradizas con el viento, mi alma permanece así, porque no es inquieta como ellas.


Me gusta el otoño. Me inspira a la soledad, a una soledad que me da nostalgia y que extrañamente y sin disimulo, disfruto. Tal vez porque en el encierro y sin que nadie moleste, sueño de más, sin permitir que mis fantasías sean rotas. Tal vez porque en ese encierro logro escuchar el silencio que añoro y que no suelo escuchar entre el bullicio cotidiano. El silencio que me permite escuchar lo que mi alma parlanchina tiene por decir. Me gusta el silencio otoñal, me parece sabio. Pero más sabio el viento cuando ulula y lo rompe a carcajadas, haciendo de este un deleite musical, que no se escucha el resto de las estaciones.


Yo sonrío en el otoño sin razón aparente, como cuando duermo. Como cuando se hacen travesuras o se pierde la cordura o se cumplen los caprichos más absurdos. Sé que en el otoño me siento feliz, lo que no estoy segura es el por qué. Dios me hace sonreír así, seguro es otro más de sus caprichos o es tal vez es porque me gusta su otoño tanto como a él. No, no lo sé. Sólo Él mismo lo sabrá.


JKO
Una traducción “macabra” al inglés.
I feel a sudden happiness with no reason in this first autumn morning. That’s why I smile without noticing it. I’m not quite sure what I’m thinking about. Nothing special, I deduce. The aymosphere makes me happy and makes me smile even though I know nobody sees me. It’s the same when I am asleep and my husband tells me that I grin, but only God knows which mischief I could be dreaming about. It might be the youthful noisy summer that just ended and brought calm and peace. It’s a hypnotic calm which arrives, with the fall of plenty of leaves, every time that God blows slowly because He longs for a taste of fall. I feel it. It’s His whim leaving the trees naked and plants without flowers, so he can fill them all with spring colors. I think he loves doing it. I feel happy in autumn, but I still wonder why. It is probably that autumn lets me see that God is an old capricious fellow, as I am. I like his colorful whims because they are like mine. Or the reason for my happiness could be nothing but my madness in this God’s autumn. Only He knows. It could be the fresh air which I love because it lets me know winter is not far away. A fresh air which makes the leaves fall and gets my garden dirty. I like my dirty garden all full of sepia leaves, a bunch of dried leaves which come to me as a whimsical rain. It’s a rain that makes my soul happy although I don’t understand the reason why. I love autumn because it inspires loneliness in me. I enjoy being a lonely person in the fall because that lets me hear the silence I’m longing for, so I can hear what my talking soul has to say. I like autumn silence. It looks wise to me, but the wind is wiser when it breaks that silence by singing and composing a beautiful song we don’t hear in another season. I usually simile in autumn the same way I do while I’m asleep. I smile as when people do mischiefs, or when soundness of mind is broken, or when the most absurd whims are fulfilled. God makes me smile like this. It could be just another of his whims, or it could be because I love his autumn as much as he does. No, I don’t know. He is the only one who really knows.

4 comentarios:

IN-A-RED-DREAM dijo...

Si fue el destino, si fueron tus impulsos, no lo se, lo sabes tu mejor que yo, pero algo me guió a tu blog, y al mio te guié yo,
El caso es que me gusto verte ahí, y mas me gustaron las palabras que redactaste para mi.
Vi en tu post sobre las hojas de los arboles, sobre el otoño, sobre el viento, osea... me han dicho que yo escribo bien, pero tu me dejas muuuuy atrás, me fascina la sinceridad y tu demuestras serlo tan solo con tu mirar, aunque fue al lente de una cámara igual, como te dije en mi primer comentario, me pareces una persona muy agradable, y hoy que pasaste por mi blog lo comprobe que una vez mas NO me equiboque.
El juntar nuestros caminos por este medio no se si fue el destino, la curiosidad, la casualidad, no lo sabes tu, y ni lo se yo, pero si lo sabe Dios.
Te dejo por ahora y regresa por mi blog, personas como tu son una verdadera inspiración para mi solitario corazón... ves?? ya me ando inspirando!! jajaja mejor me voy antes que te redacte un libro entero!!!

IN-A-RED-DREAM dijo...

Te espero hoy por mi blog, entra y veras de que se trata

Anónimo dijo...

Ojalá y este otoño te inspire aún más para que nos sigas deleitando con tus escritos nena.

Muchos saludos

Edgar Tec

JOHANNA dijo...

Rafaeel, gracias por tus comentarios, pasare a visitar tu blog...=) gracias por tu visita tambien

Saludos...

Egar:

Gracias como siempre por tus comentarios y por tu fidelidad a mis escritos... =)