jueves, 6 de noviembre de 2008

LA GRAN CALABAZA


La gran calabaza se disfrazaba de mamá para el día de muertos. No recuerdo a nadie de mis amiguitos recibiendo dulces para ese día, sólo nosotros y los niños gringos. No hay duda, la confusa mezcolanza fue inminente, pero la felicidad también y cuando uno es niño, nada le importa de tradiciones si se tiene la boca y una bolsa llenas de bombones y caramelos sabrosos.


La gran calabaza no olvida lo feliz que nos hizo de niños cuando nos advertía que llegaría pronto para llenar nuestras bolsitas “halloweenescas” con cosas deliciosas. Por eso, continuando con tradiciones ajenas que un día ella misma acuñó y esta vez, valiéndose de métodos más modernos, este año La Gran Calabaza nos hizo una invitación vía “e-mail”:

“Hoy viene la gran calabaza a traer galletitas, pan, chocolatitos, pastel y refrescos para los niños de la casa y los Fieles Difuntitos (¡qué horror por el 'melange' de tradiciones culturales que su madre hizo!). Bueno, lo importante es que a partir de la puesta del sol pueden venir a cualquier hora, la Gran Calabaza les espera.”

Besos.

La Gran Calabaza

La Gran Calabaza siempre prometió sueños, fantasía, ilusión. Hoy no fue la excepción, por eso me escribió.

UN CUENTO DE LA GRAN CALABAZA A LA PRINCESITA JO
Por Elizabeth Ojeda (La Gran Calabaza)

La Gran Calabaza no olvida que un día señalando hacia las Estrellas dijo 'Mira que hermosas son' a la pequeña niña Jo que mirando a su madre, miraba el combo cielo que sobre ellas se cernía. 'Qué lindas son' dijo la niñita mirando los miles de puntos luminosos que sobre el terciopelo negro de la noche brillaban con mágico resplandor, 'Quiero un telescopio para mirarlas mejor' añadió después de algunos momentos de silenciosa contemplación. En espera del Telescopio para contemplar las estrellas del cielo, el tiempo voló y con el correr de los años en hermosa Princesita la niñita se transformó, pero la Gran Calabaza todavía seguía con el pendiente del Telescopio que ofreció.

Hoy nuevamente se encuentran en el Ciberespacio, un espacio tan grande como el Espacio Sideral, la Gran Calabaza y la Princesita Jo, que a través de un e-mail sideral dice a la Gran Calabaza 'Yo he sido muy buena este año, por favor tráeme algo padrísimo para Navidad'.
La Gran Calabaza que durante los avatares del “Halloween” se había encontrado fascinada con la labor que en una Universidad realizan hombres sabios estudiando los cuerpos celestes con potentes telescopios, no había podido dejar de recordar a la pequeña niña Jo que amaba las Estrellas y no dejaba de repetir 'Quiero un Telescopio para ver las Estrellas mejor'.

Es así que al leer el Cibermensaje de la Princesita Jo, la Gran Calabaza le respondió. 'Si tu deseo de antaño todavía persiste, que se cumpla en esta Navidad. Ve mi Niña. Busca el Telescopio más lindo que encuentres. Será para tí. La Gran Calabaza pagará la factura con gran beneplácito, y cuando lo hayas instalado, invítame a visitarte a tu Castillo Encantado, para mirar a través del mismo lente, los Miles de Cuerpos Celestes que penden sostenidos de Hilos transparentes en la inmensidad del Éter Azul, esos mismos que son Estrellas Mágicas para los seres que sueñan con llegar a ellas y fundirse en los Rayos de su Luz, objetos Apasionantes de Estudio para los Científicos y los Sabios, Escarcha de Navidad, para los niños que esperan encontrar bajo el Árbol de Noel los regalos del Hombre del Costal, Polvo Celeste con que juega en los cielos el Niñito Dios y al soplarlo llena los Corazones Humanos de Paz, de Armonía y de Amor. Es muy grande el Universo y muy pequeña la dimensión humana, pero con la ayuda de un Telescopio podremos mirar más grande el Universo, más brillantes los Astros, más hermosa la Vida y nuestro Mundo, más amplio y más luminoso de lo que lo contemplamos hoy. Con Amor de la Gran Calabaza a la Princesita Jo'.

Vuela el e-mail a su destino a través de los invisibles hilos de la Red para la que el tiempo y la distancia no son dimensiones de su naturaleza, pero que es sin lugar a dudas la realidad más evidente del presente de la Humanidad, mientras la Gran Calabaza sueña sueños de ternura imaginando junto al Árbol de Noel a la Princesita Jo mirando al cielo a través del telescopio las miles de Estrellas luminosas que le envían guiños y sonrisas cuando a través del lente las logra atisbar.

¡Gracias Gran Calabaza por el telescopio!

Seguiré portándome tan bien como siempre. Ya me imagino mirando cuerpos, no creo celestes, si te soy sincera. Con esos vecinos tan guapos, me parece que el telescopio será de gran ayuda. Sin duda podremos mirar más grande el Universo, más hermosa la Vida o al menos, convenientemente, más de cerca la belleza de la naturaleza (humana).

Besos a la Gran Calabaza, que no se olvida de mis sueños de infancia.

2 comentarios:

IN-A-RED-DREAM dijo...

Hoy vine de chismoso a tu blog,
En primera que bien escribes...

En segunda te diré que me recordé de ti y quise saludarte,

En tercera aunque no me lo creas de esta manera es que te estoy redactando estas letras mira...

Me meto a mi correo...
Tengo un folder donde pongo los comentarios de quien visita mi blog, sierro los ojos, y escojo un mensaje al azar, sale el tuyo y esto es parte de lo que me dices en ese post...

Quizá fue en parte destino y parte mis intenciones de visitar tu blog..no sera?????

al abrir los ojos y ver que tu mensaje fue el elegido me quede MAS que sorprendido...

Y bueno... yo ya me despido y no sin antes decirte que yo jamas olvido, y menos a quien a tenido un detalle para conmigo, en este caso tu, con tus muchos o pocos escritos a mi dirigidos...

Que tengas un lindo día...

JOHANNA dijo...

Bueno muchas gracias por tu visita y espero verte por qui seguido.....Saludos