miércoles, 1 de julio de 2009

EL DIA QUE ME PIDIERON EL CORAZON

¿El corazón? ¿Para qué quieres que te lo entregue? ¿Qué te pareciera mejor mi cuerpo? Es flexible y resulta divertido. Es moldeable, se le pueden adaptar las curvaturas que tú desees. Es inflable y desinflable, aunque conviene no ponerlo mucho a prueba. Es pequeño y plegable por si necesitas esconderlo. Lavable y secable, nada más no uses cloro, ni agua muy caliente. Es pintable de muchas maneras por si te aburres de su color original. Es usable en los diferentes horarios del día: matutino, vespertino y/o nocturno. Durable, resiste altas temperaturas. No requiere baterías AA para funcionar. Mojable. Flotable (no respira bajo el agua). Risible. Abrazable. Besuqueable. Acariciable. Estrujable. Apapachable. Aplastable. Manejable (Sacúdalo bien antes de usar). Frotable. Alzable. Inagotable. Reversible. Comestible (No es una fuente significativa de calorías). Es amigable con el ambiente. No está probado en animales. No es toxico. Conoce bien los menesteres del amor y es muy resistente a sus caprichos. ¿Mi corazón? ¿Para qué quieres mi corazón? Toma mejor mi cuerpo, ese no se rompe con tanta facilidad.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Este me parece muy bueno.

YO

JOHANNA dijo...

Gracias por comentar, Yo.

Saludos

Pumpkin dijo...

:O, te voy a hacer un himno me cae...

Bien dicho!

Saludos!

Mr Pumpkin

JOHANNA dijo...

Jajaja

Gracias calabaza.

Saludos