miércoles, 1 de julio de 2009

NO PUEDO OLVIDARME DE TI

No puedo olvidarme de ti, por eso aún te hablo acerca de cuánto te deseo. ¡Calla!, ¡No digas nada! Sólo escucha, por favor.

No puedo olvidarme de ti, por eso cuando cierro los ojos, mi respiración se agita pensando en tu cuerpo desnudo. Me agito imaginando y anhelando sentirte sobre mí, sentirte invadiendo mi espacio con tus besos, sentirte desnudándome el cuerpo, prenda a prenda, con tus manos y sentir tus roces en mi cuello que deseo que desvíes a mis pechos desnudos ante ti.

No puedo olvidarme de ti, por eso te imagino y te deseo sintiendo las curvas de mi cuerpo con tus manos, por eso añoro que beses mi piel con arrebato y me oprimas los muslos sin desenfreno y sin cuidado.

No puedo olvidarme de ti y soñando despierta, pero con los ojos cerrados imagino que me tienes en tus brazos y tú encuentras solo el camino para llegar a donde quiero que me toques. Imagino que me haces el amor y nuestros cuerpos arden sin control. Imagino el número de orgasmos que tengo ganas de tener contigo y sonrío para mí sin abrir los ojos.

No puedo olvidarme de ti, por eso te hablo acerca de cuánto te deseo sin decirte lo que siento por ti. Me da miedo que sepas mis sentimientos. No quiero que te enteres que en este juego en el que jugábamos a “amarnos”, he resultado ser yo la perdedora mayor porque ha pasado el tiempo y aún, no he podido olvidarme de ti…

4 comentarios:

Jean Hernández (Yethael) dijo...

Hola Jo, sensacionalmente divina, excelsamente extraordinaria, espero algún día derramar tanto sentir, es fácil enamorarse de tus palabras, embriagarse con ellas y con ellas volver a estar sobrio, hoy lo corroboro,... es un vicio leerte

Cuando quieras pása por mi blog: http://delirandoando.blogspot.com/

JOHANNA dijo...

Gracias creo que mi pequeno secreto radica en escribir como diriamos en mexico "a calzon quitao". Y poniendolo en palabras mas literarias.. con el corazon en la mano. Sin mas limites que aquellos que me dicta el corazon. Gracias Yethael.

Dulce dijo...

me encanta tu sentir, realmente el leer tus lineas me hace saber que soy libre y feliz, estupenda

JOHANNA dijo...

Todos somos tenemos derecho y la obligacion a la libertad y a la felicidad. Desgraciadamente a veces nosotros mismos somos los carceleros de nuestros propios miedos y nos negamos nuestra propia felicidad.

ME encanta que mis letras te transmitan buena vibra ,dulce.

gracias x tu visita